sábado, 5 de noviembre de 2011

Sin título


Realmente no sabría
cómo titular
ni sabría qué decir
para no redundar en
lo que dicho está.
Sólo sabría decirte
que el alma tengo en tu piel
que tiemblo al roce de tus labios
que jamás vi cosa más bella
que tu sonrisa
o canción más hermosa
que tu dulce risa.
Cómo puedo decirte
que te me has vuelto aire
que te has convertido
en profundo pensamiento.
No intento ser dulce
tan solo intento concretar
lo que siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario