martes, 24 de septiembre de 2013

Verlos besarse

Verlos besarse y saber
que el amor existe.
Verlos besarse y saber
que el tiempo tiene muerte.

Era verlos y entender
que el mundo
les quedaba pequeño,
era contemplar muerte y vida
enlazadas, fundidas.
Oposiciones reunidas
abrazadas en sus labios.

Y sin conocerlos lo sentí.
Sentí la eternidad misma
desapareciendo ante mis ojos
sentí la mentira y la verdad
mi infinita soledad
y su efímera compañía. 

Ese fuego en sus ojos
ese calor en sus bocas
la suerte y la muerte
la vida y el destino.

Verlos besarse era eso,
ver un dulce espectáculo
y saber lo que quería:
eso.
Todos queremos vivir 
un segundo al menos
esa mentira,
y si la viviese con vos
quizás hasta crea que es verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario